Johann Sebastian Mastropiero

Johann Sebastian Mastropiero es un personaje ficticio. Tiene su origen en el grupo de músicos y humoristas argentinos Les Luthiers quienes, en cada una de sus presentaciones, utilizan diversos personajes. Mastropiero aparece como autor de muchas de sus escenificaciones y números musicales. Johann Sebastian Mastropiero es una sátira de los compositores clásicos, tomando los nombres del popular Johann Sebastian Bach y el apellido de un antiguo personaje inventado por Marcos Mundstock, llamado Freddy Mastropiero.

Se sospecha que nació un 7 de febrero, sin saberse el año, ni el siglo ni aun el lugar. Diversos países se disputan su nacionalidad. Se sabe que nació de madre italiana y que tuvo un hermano gemelo mafioso, llamado Harold Mastropiero residente en los Estados Unidos. Además del nombre de Mastropiero, se ha referido a él con otros pseudónimos, tales como: Peter Illich, Wolfgang Amadeus y Etcétera Mastropiero (El lago encantado); Johann Severo Mastropiano y Klaus Müller (El zar..., título larguísimo); Vaclav Cashorcheck (Sonatas para latín y piano, versión en inglés).  Su reputación como autor musical es esencialmente mala, Mastropiero se vio obligado a componer música a pedido o por encargo, produjo obras mediocres e inexpresivas. Por el contrario, cuando sólo obedeció a su inspiración, jamás escribió una nota.

Su vida, que se va hilando a lo largo de cada presentación realizada por Marcos Mundstock en los distintos espectáculos del grupo, nunca fue rigurosamente documentada. Sus datos biográficos, no contrastados, dispersos y llenos de lagunas e incoherencias, hacen muy difícil escribir una biografía mínimamente completa. Sin embargo, se conocen muchas vicisitudes sobre hechos muy concretos de la vida del Maestro, normalmente, relacionados con la composición de algunas de sus obras. Nosotros hemos contribuido a la labor, y le hemos puesto cara.