Mastropiero en Traveler. CÁCERES EN SIETE PECADOS CAPITALES (Y MODERNOS)

Nadie (carnívoro) en su sano juicio desvía la mirada –ni se relame aunque sea un poquito– ante un jugoso plato de jamón ibérico de bellota con denominación de origen Dehesa de Extremadura o ante una cremosa torta del Casar, pero ya tenemos muy vistas y testadas las bondades de estas perlas. En la fusión está la fuerza y en la evolución el futuro; hay que alejarse de lo auténtico lo suficiente sin perderlo de vista. Cáceres sigue apostando por la tradición bien entendida y la innovación. Más...